Visita a Los Tranvías de Zaragoza

El pasado día 12 de febrero, la AZAFT visitó las instalaciones de Los tranvías de Zaragoza.

Iraburu nos da la bienvenida a las instalaciones del tranvía. Foto: Jorge Almuni

Tras fijar el punto de encuentro en la parada de Los Olvidados, el grupo descendió hasta las cocheras de Valdespartera siguiendo parte del recorrido de la línea, para así poder observar éstas desde su parte posterior. Después de identificarnos convenientemente fuimos recibidos por Ignacio Iraburu, que tras invitarnos a la sala de reuniones pasó a explicarnos diversos aspectos de la red actual del tranvía con datos que a más de un socio le resultaban desconocidos.

Posteriormente y después de una intensa ronda de preguntas, Iraburu nos llevó al alma del tranvía, el puesto de control central (PCC). Desde ahí se controlan todos los detalles de la red, desde la posición de cada tranvía o el estado de la catenaria hasta cualquier incidencia que pudiese surgir para poder corregirla en tiempo real. Mientras estuvimos en el PCC seguimos uno de los tranvías (que nos sirvió de ejemplo) y observamos cómo era su comunicación con el resto de la red a través de las múltiples pantallas instaladas, en la que cada una muestra diferentes aspectos tanto del tranvía como de las instalaciones fijas. Una vez acabadas las preguntas de rigor pasamos a la última parte de la visita.

Socios atentos a las explicaciones de Iraburu. Foto: Jorge Almuni

Ésta no fue otra que los talleres donde se revisan y mantienen los tranvías. Aunque en la red de Zaragoza existen dos cocheras (Valdespartera y Parque Goya), la cochera principal es la de Valdespartera, en la que se centralizan todos los servicios que afectan al material, quedando la otra relegada a un segundo plano. Una vez dentro del taller de nuevo las preguntas se hicieron imprescindibles e Iraburu con infinita paciencia fue respondiéndolas. Una de las herramientas que más llamó la atención de los socios fue el torno y el sistema que éste tiene para posicionar el tranvía en su posición. Los bogies desmontados también fueron un punto de encuentro de los socios, ya que son partes que por su ubicación dentro del tranvía no están tan accesibles como lo estaban en el taller, aunque los distintos elementos que había esparcidos por el resto de la zona de trabajo fueron mirados también con mucha atención.

Los socios en el taller. Foto: Jorge Almuni

Para finalizar la visita pasamos a la playa de vías, lugar donde se estacionan los tranvías cuando no prestan servicio o no están en el taller. Al haber pasado ya dos horas desde que se empezó la visita, pudimos ver 3 tranvías estacionados, puesto que ya se entraba en el horario valle y no son necesarios tantos tranvías para el funcionamiento de la red.

Con la toma de una foto de grupo en la puerta de las cocheras terminamos la visita a las instalaciones de Los Tranvías de Zaragoza. Sólo queda agradecer a Iraburu y a todo el personal con el que nos encontramos la amabilidad y el trato recibido durante la visita, que esperemos sea el inicio de una amplia colaboración entre la AZAFT y Los Tranvías de Zaragoza.

Foto de grupo en las Cocheras de Tranvías. Foto: Francisco de la Orden

[Reseña] Visita a las obras del tranvía

Fin del tramo sin catenaria. Foto: Jorge Almuni

Pasados diez minutos de las diez de la mañana, y tras fotografiar el entorno de la parada de Gran Vía con las últimas vigas colocadas sobre el río Huerva, los socios que nos reunimos para la visita a las obras emprendimos camino a Parque Goya, siguiendo la segunda fase de la línea Norte-Sur del Tranvía de Zaragoza. Durante la caminata, las paradas para comentar y fotografiar distintos puntos clave del recorrido permitieron apreciar detalles y conocer más sobre cómo funciona el tranvía desde su propia base: la infraestructura.

Transcurrida media hora desde la partida, con el Puente de Santiago y el Pilar de fondo, abandonamos el tramo en el que los tranvías circularán sin catenaria y llegamos al punto en el que se separan las vías para adentrarse en el barrio del Actur. Decidimos avanzar por la calle Gertrudis Gómez de Avellaneda, dado que las obras están más avanzadas que en María Zambrano y permitían apreciar mejor las distintas fases de la instalación del carril.

Parte de los socios durante el almuerzo. Foto: Jorge Almuni

Tras la parada para almorzar en un bar con temática ferroviaria, comenzamos la parte más dura del trazado debido a las rampas de las avenidas. Después de observar la buena marcha de las obras en el entorno del Campus Universitario, llegamos a dos puntos importantes de la línea: las cocheras y talleres, y su nudo de acceso. Tras bordear las cocheras, nos dirigimos al triángulo que da acceso a las mismas y su conexión con la línea, estando prácticamente acabada la colocación de la vía y comenzada la colocación de los postes de catenaria.

Futuro puente sobre la rotonda. Foto: Jorge Almuni

Tras un tortuoso camino de piedras siguiendo en paralelo a la vía, y ya entrados en el nuevo barrio de Parque Goya, comprobamos el inicio de la construcción del puente sobre la rotonda que da acceso al Parque de los Tapices de Goya. Tras pasar por el paso bajo la Autovía a Huesca y girando por última vez a la izquierda, llegamos a nuestro destino: la primera parada de la línea. Siendo ya las 13:00 del mediodía, y con las ganas de comer hechas, nos fuimos a comer habiendo disfrutado del paseo y habiendo aprendido más sobre las evoluciones técnicas de las obras del tranvía.

Trabajos en Parque Goya. Foto: Jorge Almuni

Traslado del WR-3567 y del SS-1 a Madrid

En los tiempos difíciles en que nos encontramos, la colaboración entre Asociaciones es imprescindible. En esta ocasión tenemos que agradecer a la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Madrid su ayuda con el traslado del WR-3567 y del SS-1 al Taller de Siderúrgica Requena para poder efectuarles una revisión tipo R.

Antes de llegar a Alhama de Aragón. Foto: Carlos Abadias

La logística del traslado, que parecía sencilla en un principio, se complicó sobremanera por diversos motivos. El día 7 de junio, la locomotora 269-604 (Gato Montés) llegó a Zaragoza con la intención de bajar los coches hasta Madrid, pero al tener que hacerse a velocidad reducida se tuvo que aplazar el traslado.

La composición a su paso por Ariza. Foto: Carlos Abadias

Finalmente, el día 13 de junio, personal de la AAFM al cuidado, mantenimiento y conducción de la locomotora y personal de la AZAFT para acompañar y vigilar los vehículos, realizó el trayecto Casetas – Villaverde Bajo en unas siete horas y media, bajo un sol de justicia y sin ninguna incidencia.

Bajo la protección del ADIF en Villaverde Bajo. Foto: Vicente Morales

Una vez en Villaverde y gracias a las gestiones y colaboración del ADIF, los vehículos quedaron estacionados en una de las vías más seguras de la estación, a la espera de que al día siguiente la maniobra pudiera llevar los vehículos a Siderúrgica Requena. El personal de la AZAFT se quedó a vivir en los vehículos, sin separarse de ellos en ningún momento, para evitar que pudieran sufrir algún acto vandálico.

Los coches en Villaverde. Foto: Vicente Morales

Al día siguiente, la locomotora que tenía que hacer la maniobra de entrada a Requena tuvo que realizar otro servicio, por lo que la operación se retrasó un día más, complicando las operaciones de vigilancia del personal de AZAFT, que pasó una segunda noche en los vehículos vigilándolos.

SS-1 en el puente transbordador entrando en talleres. Foto: Pedro Aguaviva

Finalmente, el día 15 de junio, el restaurante WR-3567 y el coche salón SS-1 entraron en las instalaciones de Siderúrgica Requena para comenzar la R.

La Gata en Zaragoza

El pasado día 7 de junio, se trasladó a Zaragoza la locomotora 269-604 (preservada por la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Madrid) para colaborar en el traslado de dos de nuestros vehículos al taller de Madrid donde tienen que pasar una revisión de tipo R.

Magnífico aspecto de la 269-604. Foto: Carlos Abadias

Como el regreso tenía que ser a velocidad reducida, al estar los vehículos fuera de ciclo de revisión, no daba tiempo a llegar a Madrid antes de que al maquinista le cumplieran las horas reglamentarias de conducción. Ante esta circunstancia, se decidió retrasar el traslado y guardar la locomotora en nuestra nave de Casetas.

Evolución de la tracción eléctrica. Gata y 1005. Foto: Carlos Abadias

Fue necesario realizar maniobras durante toda la mañana para encontrar el hueco adecuado para la Gata, quedando en el exterior de la nave la Panchorga. Para evitar posibles vandalismos, la Panchorga fue pintada y se le soldaron las puertas de acceso y desmontaron los pasamanos, barandillas y demás elementos que permitieran acceder al interior de la locomotora.

Tres épocas de la tracción eléctrica: 7809, 6102 y la Gata. Foto: Carlos Abadias

El día 11 de junio, se dio aviso a los socios de AZAFT para que se acercasen a la puerta de la nave y así poder admirar la mítica Gato Montés, que tan magníficamente mima y cuida la Asociación de Madrid. Esta locomotora, precursora de la alta velocidad, está siendo restaurada con mucho esfuerzo para que recupere su estética de la década de 1980, y lo que es más importante, se le está haciendo una completa y exhaustiva revisión técnica que asegurará su correcto funcionamiento durante muchos años.

Cabina de la Gata. Foto: Carlos Abadias

II Jornadas de Modelismo: especial Tranvías y Trolebuses

Con motivo de estas jornadas, las maquetas de la asociación, tanto de N como de H0, se llenaron de tranvías y trolebuses en miniatura. Por una vez el paisaje urbano de nuestra maqueta de H0 se vio rodeado de vehículos tranviarios que circularon durante toda la tarde, haciendo las delicias de los asistentes.

Modelos artesanales, como este tranvía del Tibidabo. Foto: Carlos Segura

En la maqueta de escala N se estrenó el circuito de tranvía interurbano, con la vía de Z que une las dos poblaciones representadas en la maqueta. También circularon modelos de ancho de vía N por los circuitos ferroviarios, haciendo muchos más kilómetros de los que harían en la realidad.

Maquetas de todas las escalas. Foto: Carlos Segura

Es de destacar la colaboración de la tienda Zaragoza Kits para estas jornadas, al prestarnos para la ocasión una gran colección de tranvías de todas las escalas, que pudieron ser admiradas por todos los socios. Así mismo, se mostraron de manera estática tranvías y trolebuses de gran tamaño, de escala LGB.

Esperamos que muy pronto podamos organizar una nueva jornada temática.

Mariano Rodriguez trajo uno de sus magníficos dioramas. Foto: Carlos Segura

La maqueta de N plagada de tranvías. Foto: Carlos Segura

Los trolebuses tambien tuvieron su presencia. Foto: Carlos Segura

XXVII Mercadillo de la AZAFT

Como todos los años, esta primavera se ha vuelto a organizar con mucho éxito una nueva edición del Mercadillo de Modelismo, Miniaturismo y Juguete de Colección. Nuevamente, el Ayuntamiento de Casetas nos volvió a ceder el Pabellón Socio-Cultural del barrio, que ya se está convirtiendo en sede estable para el Mercadillo. 

XXVII edición, con récord de vendedores.

A pesar de la crisis, la afluencia de público fue notable. Los precios comedidos, las interesantes ofertas y novedades que expusieron los vendedores hicieron posible que se concretasen gran número de transacciones.

Gran afluencia de público.

Si nada lo impide, el próximo 23 de octubre celebraremos la edición de otoño. Os esperamos a todos.

II Jornadas de Modelismo: especial CIWL

El pasado sábado 2 de abril, en el horario normal de apertura del local social, tuvo lugar la segunda Jornada Temática de Modelismo.

Vista general de la maqueta de H0. Foto: Carlos Abadias

En esta ocasión, la jornada estuvo dedicada a la Compañía Internacional de Coches Camas (CIWL) en todas sus escalas. Pudimos disfrutar de infinidad de circulaciones en la maqueta de H0, donde se cruzaron los míticos expresos que recorrieron Europa durante el siglo pasado.

Detalle de las locomotoras de los expresos. Foto: Carlos Abadias

La maqueta de N estuvo menos concurrida por ausencia de maquetistas de esa escala, aunque se pudo disfrutar de una estupenda colección de vehículos de la CIWL prestados por la ocasión por nuestro socio Nacho de juguetería Kits y que amablemente trajo hasta el local el Sr. Monforte.

Seguiremos organizando jornadas temáticas a las que os invitamos a participar. Son actividades que dinamizan las maquetas y las tardes de reunión.

La Asociación conoce el nuevo tranvía

El pasado 19 de marzo tuvo lugar la inauguración oficial de la nueva línea de Tranvía moderno de Zaragoza, aunque por el momento se ha puesto en servicio sólo la primera fase de la línea, entre Valdespartera y la plaza de Basilio Paraíso. A partir del día de la inauguración, comenzaron a realizarse simulaciones de explotación para ajustar todos los parámetros de funcionamiento de la línea.

Parte de los asistentes posando delante del tranvía con un cartel antiguo simulando un destino del viejo y del nuevo tranvía. Foto: José Antonio Arbizu

Después de unos primeros días de pruebas sin viajeros, el Ayuntamiento y la concesionaria de la explotación comenzaron a invitar a diversas Asociaciones de la ciudad a que conocieran el servicio y disfrutaran de la nueva infraestructura.

Vehículo con el que viajamos. Foto: Javier Pina

El sábado 26 de marzo fuimos convocados los miembros de AZAFT para realizar el recorrido por la nueva línea. Aunque en principio el número de asistentes no tenía límite, debido a la gran afluencia de viajeros en las visitas los organizadores (Ayuntamiento y concesionaria) decidieron limitar en el último momento el número de asistentes, lo que provocó la incomodidad de alguno de los socios que no pudieron asistir al evento.

En la parada no cabía un alma. Foto: Javier Pina

A pesar de todo, fue la Asociación que más visitantes movilizó en estos recorridos de prueba, lo que también impidió que recibiéramos las explicaciones pertinentes por parte de las azafatas que nos acompañaron en el recorrido.

El tranvía salió de la parada de Gran Vía a las 12 de la mañana, para realizar un recorrido completo a la línea y volver al punto de partida, realizando parada en todas las paradas como si de una circulación comercial se tratase.

Cabina del nuevo Urbos3 de CAF. Foto: José Antonio Arbizu

Desde la Asociación queremos dar la bienvenida a este nuevo medio de transporte que a buen seguro mejorará la movilidad en la ciudad, con la esperanza de que en un futuro próximo amplíe su red a nuevos barrios.

Billete conmemorativo. Foto: José Antonio Arbizu

AZAFT viaja en el “Canfranc”

Autor: LUIS GRANELL

Dicho así, cualquiera pensará, ¡pues vaya novedad! Pero si les digo que el “Canfranc” en el que viajaron los socios de la Asociación Zaragozana de Amigos del Ferrocarril y Tranvías el 13 de marzo era el automotor Alstom X73773 de la SNCF, en servicio TER Aquitaine entre Pau y Olorón, entenderán el título.

El viaducto de Arnousse fue fotografiado una y otra vez. Foto: Luis Granell

Sólo un mes después del estreno oficial de la renovada línea entre estas dos ciudades del Bearn, medio centenar de socios de AZAFT se fueron en autobús hasta Pau para tomar allí el tren que cubre el (por ahora) único tramo en servicio del Canfranc francés. En el camino de ida se detuvieron a la altura del túnel helicoidal de Sayerce, para ver sus bocas superior e inferior, y escucharon los datos y explicaciones que les dio por la megafonía del autobús Luis Granell, socio de AZAFT y miembro de CREFCO.

Viaducto de Escot. 31 años sin ver pasar un tren, pero parece recién estrenado. Foto: Luis Granell

En Pau algunos viajeros se fueron a comer y pasear por el Bulevar de los Pirineos y las calles que conducen al castillo de Enrique IV, pero los más forofos no se movieron de la estación. Bajo su bella marquesina Midi, en restauración, vieron pasar y fotografiaron a placer tres TGV y otros tantos Corail. Y es que buena parte de los trenes que circulan por Francia, como por la mayor parte de los países europeos (también en esto Spain is different), son de coches remolcados.

A las 15:32, con toda puntualidad, el automotor “Canfranc” salió de la estación y, dejando a la derecha las vías que se dirigen a Bayona y Burdeos, se adentró en el puente metálico de tres tramos que cruza la Gave de Pau para lanzarse por la vía recién estrenada. Entre los viajeros habituales y el grupo de aragoneses ocuparon todas las plazas del cómodo tren. Los puntos que más llamaron su atención fueron la bifurcación de Buzy-en-Béarn, de donde salía la desaparecida línea que iba hasta Laruns, el viaducto en curva de Lashies y el puente sobre la Gave de Olorón, poco antes de entrar en la estación término (por ahora). Los 37 minutos del viaje se hicieron cortos y, al despedirse del personal del tren, quedaron en volver a encontrarse en 2013, cuando se reabra el siguiente tramo hasta Bedous.

¿Quién dice que sólo los viejos reivindican el Canfranc? Foto: Luis Granell

De nuevo en carretera, el autobús se detuvo para que los viajeros pudieran ver y fotografiar los grandiosos viaductos de Escot (por el que volverán a pasar los trenes dentro de dos años) y Arnousse, situado en la parte alta de la línea, entre Urdós y Forges d’Abel, que no recuperará su función hasta que la reapertura del Canfranc no sea completa. Y, como no podía ser menos, hubo otra parada en Canfranc y un paseo por sus vías que, en ese momento, estaban vacías porque el regional descendente ya había salido y el ascendente no había llegado todavía.

Foto de grupo a la llegada a Olorón. El segundo por la derecha es Patrick Marconi, quien con Bernard Barrère, ambos del CRELOC, ayudó a organizar el viaje. Foto: Carlos Abadías

Carlos Abadías, vicepresidente de AZAFT, nos encargó que resaltáramos el excelente trato recibido, tanto por parte de la SNCF como del personal de la estación de Pau, así como el maquinista y el interventor del tren que les llevó a Olorón. Y es que no sólo aplicaron la tarifa de grupo (pese a que, por ignorarlos, se habían saltado todos los plazos y procedimientos), sino que emitieron un billete para cada uno como recuerdo, les acompañaron hasta el andén y no pusieron pega alguna para que los “cazadores” de trenes se pasearan por la playa de vías.

Si a alguno le gustan las comparaciones, que intente bajar a los andenes de Delicias para hacer fotos o que llame a los servicios comerciales de Regionales (perdón, Media Distancia) Renfe y pida un billete de grupo para 44 personas, para subir a Canfranc.

Jornada Técnica: del Tranvía al Metro Ligero

El pasado día 6 de marzo, varios miembros de la asociación ofrecieron a todos aquellos que quisieron asistir a la sala de conferencias del Ayuntamiento de Casetas, una interesante exposición sobre tranvías, abarcando las diversas etapas en Zaragoza y su renacimiento en Europa.

Los ponentes discutiendo con la informática. Foto: Jorge Almuni

Don Juan Antonio Peña trató, mediante la exposición de fotografías, la historia de los tranvías en Zaragoza, desde la primera concesión con tranvías de mulas (anécdota incluida), pasando por los tranvías eléctricos, para acabar su exposición con una descripción detallada de las principales líneas que hubo en la ciudad hasta el año 1976.

A continuación, Don Carlos Abadías, que sustituyó a D. José María Valero al no poder asistir este a la cita, profundizó en la evolución de los tranvías en Europa desde su decadencia en las décadas de 1960 y 1970, hasta su renacimiento, explicando los motivos por los que este medio de transporte está siendo la apuesta de las ciudades de tamaño medio para descongestionar y remodelar el casco urbano. Comentó numerosos ejemplos de lo que se debe y no se debe hacer a la hora de construir las nuevas redes tranviarias.

Tertulia posterior a la charla. Foto: Jorge Almuni

Por último Don Jorge Almuni, con poco tiempo por ser el último, expuso, mediante una serie de fotografías del antes y después de puntos concretos de la línea, los principales cambios que ha supuesto la construcción de la primera fase de la primera línea del nuevo tranvía. Para concluir mostró diversas fotos de los vehículos que circularán en el nuevo tranvía de Zaragoza.