Expreso de la Ribera del Ebro

Cartel del Expreso de la Ribera del Ebro

Siguiendo el curso del río Ebro aguas arriba, por la línea que une Zaragoza con el norte de la península, visitamos la ciudad de Tudela, primer destino de esta temporada del TREN AZUL.

Tras la llegada a la estación, disfrutando de un corto paseo, se visitó la Catedral de Tudela que recientemente ha finalizado su restauración tras años cerrada por las obras, además del museo anexo.

Comer en Tudela fue un placer. La cercanía de la huerta de la Ribera del Ebro permite tener verduras frescas de alta calidad durante todo el año. Por ello, la comida fue libre para que cada viajero pudiera elegir el restaurante en función de su presupuesto.

Los horarios de salida y llegada del Tren Azul se coordinaron con las frecuencias de la Línea 1 del Cercanías de Zaragoza, de tal manera que se pudo llegar hasta la estación de Casetas utilizando este medio de transporte.