[Reseña] Visita a las obras del tranvía

Fin del tramo sin catenaria. Foto: Jorge Almuni

Pasados diez minutos de las diez de la mañana, y tras fotografiar el entorno de la parada de Gran Vía con las últimas vigas colocadas sobre el río Huerva, los socios que nos reunimos para la visita a las obras emprendimos camino a Parque Goya, siguiendo la segunda fase de la línea Norte-Sur del Tranvía de Zaragoza. Durante la caminata, las paradas para comentar y fotografiar distintos puntos clave del recorrido permitieron apreciar detalles y conocer más sobre cómo funciona el tranvía desde su propia base: la infraestructura.

Transcurrida media hora desde la partida, con el Puente de Santiago y el Pilar de fondo, abandonamos el tramo en el que los tranvías circularán sin catenaria y llegamos al punto en el que se separan las vías para adentrarse en el barrio del Actur. Decidimos avanzar por la calle Gertrudis Gómez de Avellaneda, dado que las obras están más avanzadas que en María Zambrano y permitían apreciar mejor las distintas fases de la instalación del carril.

Parte de los socios durante el almuerzo. Foto: Jorge Almuni

Tras la parada para almorzar en un bar con temática ferroviaria, comenzamos la parte más dura del trazado debido a las rampas de las avenidas. Después de observar la buena marcha de las obras en el entorno del Campus Universitario, llegamos a dos puntos importantes de la línea: las cocheras y talleres, y su nudo de acceso. Tras bordear las cocheras, nos dirigimos al triángulo que da acceso a las mismas y su conexión con la línea, estando prácticamente acabada la colocación de la vía y comenzada la colocación de los postes de catenaria.

Futuro puente sobre la rotonda. Foto: Jorge Almuni

Tras un tortuoso camino de piedras siguiendo en paralelo a la vía, y ya entrados en el nuevo barrio de Parque Goya, comprobamos el inicio de la construcción del puente sobre la rotonda que da acceso al Parque de los Tapices de Goya. Tras pasar por el paso bajo la Autovía a Huesca y girando por última vez a la izquierda, llegamos a nuestro destino: la primera parada de la línea. Siendo ya las 13:00 del mediodía, y con las ganas de comer hechas, nos fuimos a comer habiendo disfrutado del paseo y habiendo aprendido más sobre las evoluciones técnicas de las obras del tranvía.

Trabajos en Parque Goya. Foto: Jorge Almuni