Viajes

Hoy en día viajar en tren se ha convertido en una actividad trepidante y desenfrenada donde el tiempo y la velocidad priman por encima de todo. Apenas podemos vislumbrar ya un fugaz paisaje a través de unas ventanillas herméticas.

Viajar en un tren clásico es algo que casi está ya en el olvido, un medio romántico y evocador que nos permite recuperar el placer de “viajar por viajar” y plantear de nuevo el viaje en tren como filosofía, como fin en si mismo. La AZAFT a lo largo de sus años ha realizado una gran cantidad de viajes (regulares y chárter) con material histórico.

En la actualidad, a través del TREN AZUL es posible conocer mejor una época dorada del transporte, testigo de excepción de nuestra historia más reciente.

www.TrenAzul.es

Tren Azul camino de Calatayud. Foto: Ignacio Peña